¿CÓMO AUMENTAR TU FACTURACIÓN HASTA 80.000€ AL AÑO?

Te voy a comentar algo, el 70% de los comensales que te visitan en tu restaurante no saben que van a consumir en tu negocio. Esto significa que tienes un arma muy importante para sugerir tus platos estrella, y … ¿Qué son tus platos estrella?

Tus platos estrella son aquellos platos de tu restaurante que te aportan mayor beneficio y, por lo tanto, te interesa más vender.

Esta arma tienes que saber utilizarla ya que imaginemos que por un plato llegas a obtener 12€ de beneficio neto. Sí esto lo multiplicas por 20 platos al cabo del día se convierten en 240€. A su vez lo multiplicas por 7 días, son 1.680€. Esto lo multiplicas por 4 semanas, da un resultado de 6720€ y por 12 meses, 80.640€ de ganancias por un plato en tan solo un año.

Tener esto muy claro y ser capaz de saber fortalecer estos aspectos en el día a día de tu restaurante, es vital para tener una economía saneada dentro de tu restaurante.

¡Te quiero enseñar cómo!

¡Ahí voy!

1. Forma al equipo

El personal es aquella herramienta que tiene tu negocio de relación con el cliente.

Como tal, debe ser formada para sacar los mayores beneficios para el negocio. Damos por hecho que tu personal se sabe tu carta al completo, pero… ¿le has proporcionado determinada información sobre los beneficios que te aporta?

En ocasiones nos vemos explicando nuestro negocio a un familiar o un conocido como una experiencia maravillosa. Describimos nuestro producto que dan ganas de probarlo al momento. Eso mismo debe percibir el cliente, y para ello debemos saber trasmitírselo a nuestro personal.

Formar a tu personal en aquellos platos que te aportan mayor beneficio es básico para conseguir aumentar tu facturación día a día. Cómo he comentado antes, el 70% de los clientes que te visitan día a día desconocen que van a pedir o están abiertos a probar cosas nuevas. Si enseñamos a nuestro personal a ser capaces de sugerir (he dicho sugerir, no vender) platos de la misma familia de los gustos del cliente pero que nosotros sabemos que nos aportan mayor beneficio, podremos aumentar nuestra facturación.

Evidentemente, cada cliente es un mundo y esto debe de utilizarse cuando haya oportunidad de ello, sí un cliente no da de primeras informaciones sobre sus intereses, el personal de sala nunca debe de aportarle un plato en concreto, simplemente ir acotando por familias de platos.

Os pongo un ejemplo:

Un cliente desconoce o duda que quiere de nuestra carta.

Nuestro personal deberá aportarle su ayuda para tomar dicha decisión tal como, ¿carne o pescado, o prefieren antes un entrante?

El cliente ante esto: Se decidirá por una de las opciones expuestas.

Una vez ahí, el personal puede sugerirle un plato que conoce como uno de los que mayor beneficio nos aporta. Y algún otro que conozca como aquellos más rentables. 2 o 3 opciones está bien. Tampoco conviene ampliar mucho el abanico de posibilidades ya que es el cliente el que “te está pidiendo ayuda” y cuanta más variedad, más le costará tomar esa decisión.

Finalmente, el cliente decidirá que desea.

También podemos utilizar otra estrategia. En este caso el personal de sala debe de conocer tiempos de preparación de determinados platos para sugerir a los comensales la posibilidad de consumir un plato antes del plato elegido. Un plato que le abra el apetito sin saciarse, mejorará nuestro ticket medio y los clientes sentirán que el personal se preocupa por ellos ya que el plato elegido va a tardar más tiempo de lo normal debido a su preparación.

2. Establece una relación con el cliente

Tal y como he comentado antes, el personal de nuestro negocio es la herramienta de contacto con nuestros clientes. Elaborar un buen procedimiento con nuestros clientes desde que entran a nuestro local hasta que salen, les aportará a estos clientes, una experiencia de usuario mucho más satisfactoria.

El cliente tiene que sentir que le escuchas, que te preocupas por su bienestar dentro de tu restaurante y que sienta que estas pendientes de él.

Supongamos que una familia se encuentra comiendo en tu establecimiento y se le acaba la botella de vino, de agua o los refrescos. Si el personal es capaz de detectar eso y sugerirle si quieren más para acompañar a la comida, una vez más, estarás pudiendo aumentar tu facturación notablemente al cabo del mes y del año. Todos estos complementos que podemos aportarle al cliente por su comodidad, nos hacen ganar dinero.

De igual manera, sí eres capaz de demostrarle que te importa cómo piensa, que busca y que le interesa, estarás fidelizando a tu cliente además de teniendo información muy valiosa de cara a mejorar tu negocio. En este aspecto, los cuestionarios en local o mediante tus redes sociales son una herramienta muy útil para conocer a tus clientes y para seguir mejorando.

3. Cómo aumentar tu facturación con tu publicidad

La publicidad es una herramienta de captación de clientes muy potente que nos permite darnos a conocer de forma rápida y con una gran difusión.

Antes de lanzar dicha publicidad, es importante saber que buscamos con ella y saber trabajar todos esos elementos que generan en los usuarios una imagen de nuestro negocio. Sí conocemos cuales son nuestros platos estrella, si sabemos cuáles son nuestra franjas horarias más bajas en relación a facturación etc.. podremos enfocar esa publicidad en la dirección adecuada.

Campaña VIPS Hamburguelicidad

Campaña del grupo Vips dirigida a aumentar las ventas de estos platos. Utilizan la publicidad para generar interés en los usuarios con la finalidad de aumentar su consumo.

En relación con lo anterior, posiblemente este tipo de platos sean de los que aporten un mayor beneficio al grupo VIPS. Vips es un establecimiento que intentar tener unos horarios y una oferta gastronómica lo suficientemente amplia
para todos los públicos. De esta manera resalta un producto que se encuentra en la cumbre del consumo gastronómico, con ese mismo producto realiza una publicidad original y llamativa. Te indica que su producto estrella no solo son las tortitas (franja horaria desayuno y meriendas) también te abre la franja horaria a las comidas y cenas. Fijaros lo que una buena publicidad puede hacer por ti, y por nuestro negocio.

4. Jamás cometas determinados errores a la hora de sugerir, te cuento cuales

– No te excedas, un cliente detecta perfectamente cuando se le está intentando vender y cuando se le está intentado sugerir. Sí ves al cliente un mínimo detalle de decisión, es importante que sepamos parar.

– Sí un cliente sabe perfectamente lo que quiere, jamás sugieras algo ya que ese cliente conoce ese plato y quiere eso.

– Damos por hecho, que todos tus platos se pueden comer… pero jamás, recomiendes algo que tú no te comerías.

– Asegúrate de que tu equipo no vende, sugiere y entiende perfectamente la técnica de venta. De lo contrario, esto afectará directamente a tu negocio.

– Una herramienta fundamental para nuestro equipo y para nosotros, una sonrisa