EL MEJOR CURRICULUM NO ES NECESARIAMENTE LA PERSONA QUE DEBE TRABAJAR CONTIGO.

En ocasiones los conflictos que se producen en los restaurantes pueden ser evitados con aplicar un poco de sentido común, siendo transparentes y sinceros en la entrevista de trabajo. Un primer paso que evitará conflictos a largo plazo.

  • 1. Antes de abrir una candidatura para contratar personal para nuestro restaurante, ¿Qué debemos de hacer?

    – Detallar qué puestos son los que necesitamos cubrir.

    – Detallar qué trabajos va a tener que desarrollar diariamente esa persona.

    – Detallar el nivel de nuestro negocio y en relación a ello, qué perfil necesitamos. No podemos pretender seleccionar al mejor curriculum, un@ candidat@ que provenga de un restaurante estrella Michellin si nuestro restaurante es un establecimiento de comida rápida o menú del día económico. Lo único que vamos a conseguir es tener un trabajador insatisfecho y frustrado.

    – Intuir qué cualidades debe de tener esa persona. Si es responsable de cocina, ser sosegado, asertivo, saber trabajar bajo presión, una persona que mantenga la calma … Sí es un camarero una persona extrovertida, afable, etc.

  • 2. Ser transparentes en las condiciones (salario, horas de trabajo, funciones, etc.)

    En la entrevista personal debemos exponerle al candidato toda la información real del puesto al que ha echado la candidatura, horario, salario, puesto, funciones, etc… De esta manera, evitaremos futuros conflictos y la persona que entré a formar parte de nuestro no se encontrará con sorpresas que son 100% factor de conflicto.

    Por ejemplo, si acuerdas con una persona trabajar 30 horas a la semana y termina haciendo 38…. Es predecible que se genere una situación incómoda y que no le siente muy bien. De forma puntual y llegando a un acuerdo puede ocurrir, pero si se convierte en algo habitual necesitamos cubrir un puesto por 38 horas, y no por 30.

    Lo mismo sucede con las funciones. Si voy a contratar a un cocinero, no le voy a exigir hacer labores de camarero. Algo esporádico y puntual es entendible por unas necesidades concretas o de urgencia, pero hay veces que se convierte en habitual.

    Es necesario en la entrevista especificar las funciones que van a desempeñarse. Ello no implica que debamos trabajar como autómatas y no aplicar el sentido común, pero vuelvo a los párrafos anteriores, Si se convierte en algo habitual, resulta que necesitamos cubrir ese puesto, y no contratar una persona que desempeñe unas u otras funciones en función de nuestras necesidades momentáneas.

  • 3. Ofrecer herramientas para que se desarrolle su trabajo correctamente
  • Uno de los problemas generales cuando se entra a trabajar a un establecimiento es el tiempo de adaptación. Durante ese tiempo generalmente tenemos una sensación de “estorbo”, nos deben de decir continuamente que hacer, etc.…

    Con un manual de operaciones, escandallos y demás herramientas ayudamos a integrarse a la persona nueva al equipo de una manera más rápida y operativa.

    El nuevo miembro del equipo se sentirá mucho más integrado desde el primer día además de mejorar la operatividad del negocio en sí.

    De igual manera, todo trabajador debe de tener un periodo de adaptación que, si les proporcionamos las herramientas idóneas, vamos a acortar tiempos considerablemente.

    Todo esto se traduce en tiempo, y, por lo tanto, dinero.

  • 4. Establecer unos mínimos de convivencia
  • Establecer una normativa interna dentro de un restaurante es básico para el correcto funcionamiento del mismo y para las buenas prácticas de este.

    Esta normativa es recomendable desarrollarse entre todos los trabajadores y el propietario para que, de esta manera, convivamos cómodamente.

    Un propietario debe usar el sentido común en muchas ocasiones, entender el cansancio, momentos de estrés, calor u otro tipo de situaciones. Aunque también debe ser inflexivos con otros vicios que no están mal vistos por trabajar en un establecimiento que se sirve alcohol y que sin embargo se encuentra muy introducido. Un propietario nunca debe permitir beber alcohol en el establecimiento.

Chef Ejecutivo enseña a propietarios de negocios de hostelería a ser conscientes de la importancia de los integrantes del equipo y a ofrecer las herramientas necesarias. Sí somos capaces de entender que busca cada integrante del equipo, que quiero trasmitirle, y le doy las herramientas necesarias, seremos capaces de mantener una armonía que permita tener un bienestar en el establecimiento. A su vez, influirá en el ritmo de trabajo y en un equipo duradero en el tiempo.

Mantener un equipo durante mucho tiempo permite mejorar en operatividad, consigue que el cliente identifique a nuestro personal con confianza y proporciona que el negocio funcione de una manera prácticamente autónoma.