Para mi segundo negocio estaba m√°s preparado y formado que en el primero.

–  Me hab√≠a formado en administraci√≥n y gesti√≥n.

–  Hab√≠a aprendido a hacer un plan de negocio.

–  Sabia de la importancia de tener escandallos y fichas t√©cnicas y obtener rendimiento de estos.

–  Sabia como manejar los procedimientos de los servicios

Era consciente de las áreas que había que trabajar y no me iban a pillar desprevenido.

En este negocio ten√≠a las cosas m√°s claras, ¬°AQU√ć S√ć QUE ME IBA A COMER EL MUNDO! Era consciente de un mont√≥n de cosas que no hab√≠a sido en mi primer negocio, estaba preparado para hacer las cosas bien y, adem√°s, me hab√≠a formado.

¬°ESTE NEGOCIO TEN√ćA QUE SALIR SI O S√ć!

Ten√≠a una nueva oportunidad de abrir un negocio de CERO y sab√≠a que ten√≠a que hacer tras los errores de mi primer negocio. 

As√≠ que ‚Ķ tal y como lo cuento, ME LANC√Č Y ME PUSE A TRABAJAR en mi primer plan de negocio. Elabore el plan de negocio junto a mis socios, alquil√© un local en una zona enfocada a mi p√ļblico objetivo, consegu√≠ un concepto novedoso, remodel√© el local, hice una oferta gastron√≥mica diferente y adem√°s‚Ķ. TUVE EN CUENTA DESDE UN INICIO, ¬°MIS COSTES!

En total fueron muchos meses de trabajo y cuando quedaba poco tiempo para abrir y sin muchas explicaciones … ¡MIS DOS SOCIOS DECIDEN CAMBIAR TODA LA IDEA DEL NEGOCIO!

Deciden cambiar la idea y darle una vuelta al local, a su p√ļblico y a su oferta gastron√≥mica. Convertir el concepto, en un local m√°s. Esto nos afect√≥ en los costes que estaban pensados para la idea original.

Sin embargo, me encontraba en minor√≠a ante mis socios y no me dieron opciones as√≠ que decid√≠ mantenerme en parte al margen y llevar √ļnicamente las cuentas del negocio.

Os reconozco que fue una etapa dur√≠sima de mi vida, no me motivaba nada mi trabajo, adem√°s ten√≠a un negocio que sab√≠a que no iba a funcionar y dos socios que no escuchaban. Continuaba form√°ndome dentro y fuera de mi trabajo en una metodolog√≠a propia, en ese momento me parec√≠a UN FRACASO ABSOLUTO.

Llegó el momento y la mala situación económica del negocio nos hizo tener que cerrar. Te enumero todos los ERRORES QUE COMETIMOS:

–        El p√ļblico al que iba dirigido no era el apropiado.

–        El negocio era similar al resto de los que hab√≠a en la zona y adem√°s √©ramos los √ļltimos en llegar.

–        No ten√≠a una clientela habitual y no consegu√≠amos hacerla porque √©ramos similares a los dem√°s.

–        Los procedimientos de trabajo no se hab√≠an implementado, lo expuesto en el plan de negocio no se hab√≠a tenido en cuenta.
‚Ä®

¬°UN AUTENTICO CAOS!

Lo √ļnico que se salvo fue, que por experiencia y conocimiento el local hab√≠a decidido cogerlo en una zona y calle de Madrid c√©ntrica y concurrida, hacer que tuviera un valor y el mismo local fuera una parte de la inversi√≥n, y adem√°s hab√≠a quedado muy bien montado, as√≠ que pudimos recuperar una parte de lo invertido (insuficiente claro).

Lo normal hubiera sido que este segundo negocio, fuera mejor que el primero, pero aqu√≠ aprend√≠ de la importancia de tener todos los elementos que conforman un negocio de hosteler√≠a en orden para tener un equilibrio. Aprend√≠ a c√≥mo tirar por tierra un plan de negocio, un trabajo en una oferta gastron√≥mica, una decoraci√≥n, costes etc‚Ķ por tener una pieza que no encajaba‚Ķ MIS SOCIOS. Este elemento hizo, que los dem√°s no tuvieran un sentido.

Espero en estas l√≠neas haber reflejado la importancia de tener consciencia de lo necesario que es para que un negocio tenga √©xito, las experiencias y conocimientos de lo que hay que hacer, en qu√© tiempos hacerlo, c√≥mo llevarlo a cabo y donde nos conduce el no acometerlo.

TODOS LOS ELEMENTOS SON IMPORTANTISIMOS y deben ser tratados por igual sin dejar alguno de lado o dedicarle el tiempo que se merece, ya que lo que va a ocurrirnos es no tener un ENGRANAJE PERFECTO y un funcionamiento correcto de nuestro negocio.

En mi siguiente negocio, consegu√≠ por fin ¬°TENER √ČXITO! ¬ŅQuer√©is saber c√≥mo consegu√≠ duplicar su valor en solo un a√Īo?

0 comentarios

Enviar un comentario