622 493 164 - 91 930 55 30 / 9:00h - 18:00h [email protected]

Y llegó mi tercer negocio y con él, ¡el éxito!

De este negocio solo os puedo contar elementos positivos, donde he implementado mi propia metodología en base a la prueba y error que he ido desarrollando y a la formación que he ido adquiriendo.

Me sitúo en el año 2017, iba paseando con el coche mientras construían el actual campo del atlético de Madrid. Me quede pensativo del impacto que supone una construcción así, en una zona determinada y la cantidad de gente que puede mover.

Me empecé a plantear la idea de montar un negocio en la zona, así que… me puse ¡MANOS A LA OBRA!

Dividí la zona en radios con el eje central del campo, para determinar la influencia que tiene respecto al público que acude al campo a beber y a comer antes y después de cada partido.

Estudié cuáles son sus costumbres, consumo medio, gasto por persona, edad, etc… y con ello ¡comencé a diseñar mi plan de negocio.!

Tuve en cuenta gastos fijos, inversión, alquiler de la zona (habría que coger el local antes de que los precios se dispararan), concepto, etc.

A continuación, os quiero hablar del público objetivo y concepto que creé, ya que pude comprobar cuando acudí a hacer el estudio de campo , que la gente joven (menor de 30 años) era consumidor de cerveza y de comida, más informal y económica, aparte de acudir en grupo. También me di cuenta de que los mayores de 35 años tienen otros intereses y consumen copas, gastan más dinero en comer y acuden en familia o grupos más reducidos.

¿Que concepto se os ocurre que pudiera encajar con este público, atraer a las personas de más de 30 años y que pudiese encajar en la zona y alrededores?

Decidí realizar una bocadillería de calidad para un público mayor de 35 años, darle un toque especial, pan artesanal hecho a mano y de masa madre, además de otros productos, pero SIEMPRE … primar la calidad y originalidad de lo que allí vendía.

Lo primero que hice fue diseñar una decoración e imagen que atrajese y que hiciera sentir cómodo a ese público. Desarrollé unos precios y una calidad de producto por encima de la media, conseguí un local amplio donde pude generar dos espacios delimitados entre sí (barra larga y zona sentada).

Os preguntareis ¿Qué oferta gastronómica ofrecí?

Quería hacer algo diferente, algo rápido, pero con un toque que llamara de la atención de las familias por ser algo diferente en la zona.

Generé bocadillos muy diferentes, como por ejemplo dar una vuelta al típico pepito de ternera elaborándolo con presa ibérica, brie fundido y chimichurri de pistacho o bocadillo de morcilla de Kobe, compota de manzana casera, cebolla caramelizada y queso de cabra fundido.

PERO…¡ESTO NO ES TODO!

Con mi intención de generar calidad en mi negocio, elegí diferentes panes que explico y presento al público en cestos, panes que por supuesto, no se encuentran en panaderías habituales.

Mi experiencia me lleva a ejecutar y controlar todos los elementos necesarios para darme cuenta de que el negocio iba a funcionar. Tenía tanto control en todos los aspectos que sentía cosas que jamás había sentido, por primera vez, ERA DUEÑO DE MI NEGOCIO.

Por decirte esto, no quiero decir que no tuviera imprevistos, pero tengo que explicaros algo, CUANDO LA BASE ES SOLIDA, LOS NEGOCIOS FUNCIONAN, ¡Y ESTE FUNCIONO!

El cliente recibía una buena relación calidad / precio, el equipo sabía funcionar por si solo sin necesidad de estar continuamente encima y compras, cocina, sala y los porcentajes, nos permitía que el negocio mantuviera una armonía y un hacer correcto.

¿Qué había hecho ahora para que todo funcionara correctamente que no hice en mis anteriores negocios?

¡PLANTEARME TODOS LOS ELEMENTOS QUE FORMAN UN RESTAURANTE E IMPLEMENTARLOS EN EL ORDEN CORRECTO!

Tras años de formación y experiencia, pruebas y errores padecidos en primera persona, consejos y rodearme de profesionales … ¡HABIA CONSEGUIDO EL ÉXITO!

Hice que mi negocio funcionara y además, DUPLIQUE SUS GANANCIAS EN UN SOLO AÑO!

Ahora el problema era personal… ¡estaba agotado! Física y mentalmente era mucho trabajo en muy poco tiempo de mí vida, necesitaba un respiro, pero…TODO TIENE UN POR QUÉ.

Me deshice del negocio por el doble de lo invertido, me di cuenta de la cantidad de negocios de hostelería que se abrían y cerraban todos los años, la cantidad de dinero y tiempo que había perdido tenía que servir de algo, por lo que… DECIDÍ COMPARTIR MIS EXPERIENCIAS CON PERSONAS COMO TÚ.

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *